miércoles, 23 de septiembre de 2009

Fiesta privada de Electronic Arts en Roppongi

A veces trabajar por amor al arte da sus frutos. El verano pasado estuve colaborando en la redacción de noticias para Revogamers, una página web especializada en la consola Wii de Nintendo. A pesar de no poder seguir el trabajo por cuestiones diversas, los contactos ya estaban hechos.

Mi estada en Japón ha coincidido con la celebración de uno de los eventos más importantes del sector de los videojuegos, el Tokio Game Show, que tendrá lugar a partir de mañana y hasta el 27 de Septiembre en el complejo de convenciones de Makuhari Messe, cerca de la ciudad de Chiba. Todo esto lo digo porque voy a tener la oportunidad de asistir mañana, en calidad de profesional de un medio de comunicación, al certamen en cuestión (como enviado especial de Revogamers).

Días antes del pistoletazo de salida a un evento de semejante envergadura, las compañías se afanan a organizar reuniones y fiestas para los medios informativos. En estas fiestas, a parte de comer canapés, se pueden probarse los juegos que posteriormente serán expuestos en la convención y Electronic Arts, compañía conocida por su juego de fútbol FIFA, me había invitado a la suya. El café Mado Lounge, situado en el piso 52 de la exuberante Mori Tower en el barrio financiero de Roppongi, era el lugar escogido. Diversas salas, todas ellas repletas con videoconsolas, eran la carta de presentación. Se podía jugar a títulos de deporte como el nuevo FIFA10, simular una carrera agresiva con Need for Speed Nitro, repartir a diestro y siniestro con la nueva aventura de acción Dante’s Inferno o ponerse en la piel de un agente especial en el nuevo juego para Wii de los simpáticos muñecos My Sims.






Medios de todo el mundo, invitados para la ocasión, cubrían el acto mostrando su pericia a los mandos de las consolas de nueva generación y haciendo contactos con los responsables de la compañía, que en todo momento se mostraron dispuestos a conversar y a enseñar sus nuevos productos. A todo ello hay que sumarle la presencia de un DJ, que amenizó la velada con ritmos house y techno para convertir el acogedor café Mado Lounge en una improvisada discoteca.






Sin duda, un muy buen aperitivo a la celebración del Tokio Game Show.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario