domingo, 21 de febrero de 2010

Situación económica actual de Japón

Aprovechando la aparición de un artículo publicado en La Vanguardia del día 16 de febrero he visto interesante dedicar un espacio a la situación económica actual de Japón.

Parece que la economía japonesa va progresando poco a poco dentro del contexto global de crisis. Durante el último trimestre del 2009 la economía creció un 1,1%, superando así las expectativas más optimistas del Gobierno nipón situadas en torno al 0,9%. Este resultado eleva la tasa de crecimiento interanual del PIB al 4,6% permitiendo al país mantenerse como segunda potencia mundial, por delante de China que sigue creciendo a un ritmo imparable del 10% anual.

Según el ministro de Finanzas Naoto Kan, los resultados son consecuencia directa de la recuperación de las exportaciones y de las medidas de estímulo implantadas por el estado para superar la difícil situación económica mundial. Según estadísticas gubernamentales, las ventas al exterior crecieron un 5% respecto al trimestre anterior (en parte gracias al dinamismo del mercado chino), la inversión progresó un 1% i el consumo subió un 0,7% (durante los últimos meses Japón ha vivido con la amenaza constante de entrar en una dinámica de deflación y caída de precios). En la actualidad el PIB japonés alcanza los 5,08 billones de dólares (unos 3,73 billones de euros), ligeramente por encima del gigante chino que suma 4,91 billones de dólares (3,60% billones de euros). No obstante, muchos economistas calculan que el PIB de China corresponde ya a un 11% del PIB mundial por un 6,5% el de Japón, aunque en términos de riqueza per cápita la balanza sigue estando claramente inclinada a favor de Japón con 35.000 dólares al año frente a los 6.500 en China.



Sin duda, se trata de datos esperanzadores para una de las economías que más ha sufrido a lo largo de las dos últimas décadas. Primero con la crisis asiática de 1997 y ahora siendo una de las economías más afectadas por la actual recesión económica. Una mejoría, que sin embargo, no ha evitado que Japón registre una contracción de su PIB del 5% en el 2009, la mayor desde 1955.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada