sábado, 21 de abril de 2012

ようこそ!!

Es costumbre dentro de las instituciones japonesas dar la bienvenida, a modo de celebración, a los recién llegados. Pues bien, ayer nos toco a nosotros, los nuevos estudiantes de intercambio.

Al término de las clases nos esperaba un autobús que nos conduciría a uno de los restaurantes más lujosos de Kioto. Sin apenas tiempo para cambiarnos de ropa, se nos exigía vestir acorde con la celebración, nos dirigimos al lugar en cuestión. Un edificio de estilo occidental con techos altos y decoración de principios del siglo XX. Sin tiempo que perder, nos condujeron a uno de los salones a la espera de las personalidades citadas para al evento. Entre ellas los responsables del área de relaciones internacionales de la universidad, los profesores a cargo de los estudiantes de intercambio y, finalmente, la máxima autoridad en materia de educación de la ciudad acompañado de su esposa.

Los parlamentos fueron la primera parte de una ceremonia pautada al milímetro, todo debía seguír el guión establecido previamente. Durante la posterior cena (digo cena aunque empezamos a comer a las seis y media de la tarde) pudimos intercambiar opiniones, conversar y charlar mientras nos servían todo tipo de comida tradicional china.

A medida que avanzaba la velada, el ambiente pasó de la seriedad y el rigor inicial a la complicidad que existe entre un grupo de amigos. Y es que los japoneses parecen personas distintas después de un par de copas, mucho más cercanos y amistosos, aún tratándose de autoridades respetadas dentro del mundo de la educación.

Finalmente, llegó el tiempo para las fotos. Los flashes iluminaban cada rincón de aquél majestuoso salón y es que nadie quería perder la oportunidad de inmortalizar el momento.

Os dejo con un pequeño video de la celebración.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario